Donando vidas, emocionante experiencia personal

Me han pedido algunos amigos que escribiera mi crónica sobre mi participación en el DESAFÍO DOÑANA 2015, la pensaba escribir, pero me cuesta y mucho, no sabéis cuanto, muchísimos sentimientos en esta prueba por miles de razones ..... 

Podría escribir sobre como me fue deportivamente uno de los triatlones mas bonitos de toda Andalucía con una impecable organización, chapó por todo y enhorabuena amigos, pero no es lo que realmente me apetece, eso ya lo sabéis todos, fue muy dura, más de lo que imaginé, quizás por ese cambio de disciplina de la bici a la natación donde creo que muchos sentimos mas de una descarga eléctrica en las piernas al salir del agua, Dios que dolor, quizás afectó mucho el calor de la carrera a pie, no lo se, a mi personalmente me encanto, ha sido una de las mayores experiencias deportivas de mi vida.

En cambio, prefiero contaros mi experiencia personal, esa que te hace crecer como persona. En vez de contaros como me fue ese segmento de bici, si fue mas o menos rápido y dicho sea de paso, lo disfrute en grande, me llevo mejor, la gratificante experiencia vivida, arrastrando de un compañero que no podía ya con su alma a que llegara a Sanlúcar, eso si que vale la pena, ayudar a alguien a superar sus metas, eso creerme, nos ayuda a mejorar como personas. Algún día espero reencontrarmelo, estoy seguro que nos daremos ese gran abrazo que quedo pendiente.

En vez de explicar si la natación me fue mejor o peor por tiempos, prefiero transmitiros mi cruce de Doñana como un momento mágico y espiritual, una situación a la que tenia pánico de enfrentarme y que, al contrario de lo que imagine al tirarme al agua, sentí con verdadera pasión en cada brazada, que bonito fue, la positividad de mi madre, reencontrame espiritualmente con ella, me arrastraba sin esfuerzo alguno, con eso es con lo que me quedo.

Ya en la carrera a pie, tampoco quiero contaros que iba tieso de piernas, en cambio prefiero contaros que compartí, como buenos legionarios, una de las mas bonitas carreras a pie de mi vida, que maravilla de lugar, con un tío enhorne de corazón, del que aprendí como realmente tenemos que alimentarnos en carrera para no padecer de estomago, en la que compartimos confidencias y que disfrutamos como nadie creo, Vito Pereda, te quiero, gracias por ese momento que supimos los dos compartir de inicio a fin disfrutando sin ataduras, simplemente porque nos apetecía que fuese así, tal y como ocurrió.

Esto es lo que me apetece contaros, llegar a meta en mas o menos tiempo no significa nada, deportivamente no me motiva, ya no, todo eso se esfuma en una milésima de segundo, prefiero vivir experiencias, sumar sensaciones, lograr metas emocionales, necesito ahí a la gente que realmente me quiere, y yo si tengo la suerte de presumir de ello, ahí esta ella, siempre ella, con la que una mirada, se convierte en una preciosa conversación sin palabras, gracias mi vida por estar, simplemente por eso, por estar, Loli Vidal, peques, os quiero sin limite ...

Contaros de ese precioso equipo DONANDO VIDAS que montamos con gente maravillosa, solidaria y sensibilizada al máximo con el objetivo de concienciar sobre la donación de órganos, gracias a todos por compartir conmigo esta preciosa experiencia, Quique Sánchez, Vito Pereda, Ergamba Murillo Silva, Gurry Arias, Javi Pagliani, Damián Rivero, Manuel Sánchez, a todos, nuevamente os digo, me regaláis mas de lo que yo nunca podré devolveros. 

En esa experiencia y suma de sensaciones se encuentra mi gente, mis amigos, mi familia, con todos aquellos con los que me cruce en algún momento de la prueba, todos y sabéis quienes sois, muchísimos, creerme, a todos os sentí, se me erizaba la piel al veros, fue algo que no se puede explicar con palabras.

Emociones, solo eso, os recomiendo que lo intentéis, que sintáis y viváis eso que yo, sin ser mas o menos especial que otro siento en algunas ocasiones de mi vida, algo maravilloso que solo podemos vivir cuando nuestro corazón se abre plenamente a los demás.

Fuente: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1062297757136794&set=t.100000697...

Eduardo Rangel