Andalucía

Vértice entre Europa y África y punto de encuentro del Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, ha sido codiciada a lo largo de los siglos por numerosas culturas desde que la historia es historia y aún mucho antes.

El territorio andaluz representa el 17,3 % de España, con una superficie de 87.268 km² y con una extensión superior a países como Bélgica, Holanda, Dinamarca, Austria o Suiza.

La diversidad de paisajes y accidentes geográficos generan un abanico de formas que van desde el cálido valle del Guadalquivir, a las frondosas sierras de media montaña, pasando por paisajes volcánicos como el desierto de Tabernas o por los de las blancas cumbres de Sierra Nevada.

El río de Andalucía, el Guadalquivir, es fuente de vida en su cruce transversal del territorio andaluz.

En apenas cuarenta kilómetros se pasa de un paisaje alpino a otro tropical en la orilla del Mar Mediterráneo. El litoral andaluz, con sus casi 900 km de longitud, alberga gran numero de poblaciones y playas que son la delicia de cuantos las visitan.

Todo este conjunto conforma una amalgama de ofertas turísticas que oscilan entre la monumentalidad de los grandes núcleos al tipismo de los pequeños pueblos, continua fuente de inspiración de todo tipo de artistas.

Actualmente Andalucía es una comunidad moderna, dotada de grandes infraestructuras, que sabe recibir con cariño a cuantos la visitan y que, a pesar de ser consciente de que tiene que ir con los tiempos en una constante modernización, tiene un exquisito cuidado en conservar sus raíces y en mantener el importante patrimonio, cultural y monumental, heredado de sus antepasados.

Andalucía, es el principal destino vacacional de los españoles y uno de los principales para los extranjeros.

No te lo puedes perder, Andalucía ¡es Vida!. Toda la información aquí

CÁDIZ

De Cádiz, el mar, su gente, su bahía, su historia y sus ganas de vivir. La provincia de Cádiz es muy diversa, con comarcas que merecen ser visitadas, desde la campiña de Jerez de la Frontera a sus pueblos del Campo de Gibraltar o un recorrido por los pueblos blancos y descansar en algún lugar de la costa entre Tarifa hasta Sanlúcar de Barrameda.

Localización

El la provincia más meridional de la Península Ibérica, dista tan solo 14 km. del continente africano.
La provincia limita al norte con las provincias de Sevilla y Huelva, al este con la provincia de Málaga, al suroeste con el Océano Atlántico, al sureste con el Mar Mediterráneo, y al sur con el Estrecho de Gibraltar y la colonia británica de Gibraltar.

Historia

Fenicios, griegos y romanos poblaron esta provincia, legándonos importantes testimonios de su presencia en todo el litoral gaditano.

Por otra parte, una serie de hitos históricos nos permiten constatar la estrecha vinculación entre Cádiz y el resto de la península: en el año 711 la derrota visigoda en el río Guadalete permitió a los musulmanes conquistar estas tierras, cambiando el curso de las historia; en tres ocasiones, en sus viajes al nuevo continente, las naves de Colón partieron de aquí y arribaron a sus puertos, convirtiéndolos con el paso del tiempo en lugares de encuentro de corrientes culturales entre Andalucía y América; por último, destacar que en 1812 se redacta en Cádiz la primera Constitución Española, convirtiéndose la ciudad en capital de la Nación durante tres años.

Paisaje

En sus 260 kilómetros de costa atlántica destacan sus playas largas y de arena fina, muchas de ellas aún no urbanizadas ni extremadamente explotadas turísticamente. Todo el litoral forma parte de la Costa de la Luz.

Podemos encontrar desde playas urbanas de excelente calidad como las de La Victoria en Cádiz capital o La Barrosa en Chiclana, hasta playas vírgenes como las de Levante en El Puerto; Los Caños de Meca y Zahora en el municipio de Barbate, Bolonia en Tarifa y El Palmar en Vejer.

En el interior cabe destacar las bodegas de Jerez o la Ruta de los Pueblos Blancos y la Ruta del Toro.

Gastronomía

La sabrosa gastronomía gaditana resume los platos más apetitosos de Andalucía. Los productos de la sierra y del mar, acompañados de sus inmejorables vinos, harán de nuestro viaje una deliciosa experiencia. La amplia gama de pescados y mariscos han dado nombre propio a los langostinos de Sanlúcar, al "bienmesabe", a la Urta a la Roteña, la dorada a la sal, las almejas con fideos, las tortillitas de camarones, y un largo etcétera de platos que más vale probar que enumerar.

En la sierra, degustaremos los guisos de caza (ciervo, jabalí, conejo, perdiz,...), el Ajo caliente, la sopa de Grazalema, los riñones al Jerez, los choricitos de El Bosque, lomos en manteca,...

La repostería, impregnada de su herencia árabe, ofrece productos únicos, como las Tortas Chiclaneras, los alfajores y dulces navideños de Medina, los tocinillos de cielo de Jerez, los Amarguillos de Grazalema,... Cada localidad le endulzará el paladar en sus rutas por la geografía gaditana.


HUELVA

Desde las estribaciones más occidentales de Sierra Morena hasta el litoral atlántico, el viajero que se adentra en la provincia onubense disfruta, bajo un cielo luminoso, de una naturaleza pródiga y delicada. El clima de la sierra, húmedo y suave, dulcifica las altas temperaturas del verano y los rigores invernales.

Localización

Fronteriza con Portugal y bañada por el Océano Atlántico se sitúa en el oeste de Andalucía, limita al norte con la provincia de Badajoz, al este con las provincias de Sevilla y Cádiz, al sur con el Océano Atlántico y al oeste con Portugal.

Pese a su vecindad con la provincia de Cádiz, es la única provincia española que no tiene comunicación directa con su vecina y para llegar a la misma debe atravesar la de Sevilla. La capital de la provincia de Huelva es la ciudad de Huelva.

Historia

La historia de esta provincia, de inequívoca vocación marinera, se remonta al primer milenio anterior a nuestra era. Tartesos y fenicios explotan las minas del interior, convierten los pueblos del litoral en prósperos enclaves mercantiles y crean una ruta marítima, para transportar los minerales de Tharsis y Riotinto a las ciudades del Mediterráneo oriental.

Al final de la Edad Media, los puertos atlánticos onubenses viven un periodo de gran esplendor. Del muelle de Palos de la Frontera, en 1492, parte la primera expedición de Colón hacia el Nuevo Mundo. La gesta colombina señala un antes y un después en la historia de Huelva.

Paisaje

Provincia rica en tradiciones y poseedora de un patrimonio paisajístico y cultural que se remonta a la civilización tartésica. Su huella se puede rastrear por el Andévalo y la Cuenca Minera. El bosque umbrío de la sierra, las dehesas de encinas y las milenarias explotaciones mineras, permiten disfrutar de paisajes dilatados y apacibles.

La campiña del Condado de grandes pueblos agrícolas y peculiar arquitectura, se extiende hasta la costa, de suave clima e inmensas playas cubiertas de un manto vegetal de pinos y enebros. El litoral alcanza los límites del Parque Nacional de Doñana, allí donde el Guadalquivir desemboca en el mar.

Gastronomía

Cocina del mar y cocina serrana, dos peculiaridades de la gastronomía onubense.

Productos del mar como la caballa, la corvina, el rodaballo, el atún, la gamba blanca, langostinos y coquinas, permiten al viajero paladear platos tan exquisitos como el choco en todas sus variedades culinarias, la raya con pimentón, el pez espada al vinagrillo o la ventresca de atún y un amplio surtido de conservas.

En el interior, los productos derivados del cerdo y las exquisitas setas de la sierra dan justa fama a esta excelente gastronomía.

Patrocina