Recorrido

CICLISMO: 100 KM.

La principal característica del Desafío Doñana es el cambio en el orden de las disciplinas respecto a un triatlón normal, lo que hace que se comience con el segmento ciclista en una salida en pelotón y drafting permitido.

El recorrido tiene  pocas dificultades orográficas, por lo que el segmento de ciclismo es una prueba accesible para cualquier participante que quiera iniciarse en la media distancia de este deporte.

Para los triatletas más competitivos, el recorrido constituye una lucha por el control de la carrera. Se suele imponer un alto ritmo marcado sobre todo por los ciclistas de los equipos de relevos, que no tienen que dosificar fuerzas para los otros segmentos. En años anteriores, los primeros en llegar a la T1 lo hicieron a un ritmo medio de unos 40 km/h., teniendo en cuenta que hay unos 8 km de salida neutralizada hasta salir de Sanlúcar de Barrameda. Por tanto, los buenos  corredores intentarán que no se parta el grupo y llegar con él lo más compacto posible, haciendo que los equipos trabajen para llegar a Sanlúcar evitando el desgaste y afrontar con las máximas fuerzas  la carrera.

No es un recorrido para ciclistas en solitario, pero el ataque constante y la lucha por formar escaramuzas que rompan el grupo están aseguradas, sobre todo a partir de la entrada en Trebujena, con una subida de 1 km al 6% y un recorrido continuo de subidas  y bajadas hasta la llegada a Jerez de la Frontera.

Competir en Cádiz es significado de competir con “viento asegurado”, este factor será determinante el día de la prueba para endurecer y romper con abanicos la hegemonía del grupo. Con carreteras amplias y atravesando llanuras de campos sin arboledas, hará un recorrido de desgaste físico en los triatletas. Si ese día se le suma un viento de costado en este tramo, puede hacer que los especialistas en el ciclismo rompan en pedazos la carrera.

El resto de recorrido es netamente llano, y el desgaste vendrá influenciado por la climatología, así como la propia competitividad de los participantes, que pueden endurecer la prueba y contrarrestar a los especialistas en carrera.

La prueba comenzará en la Playa de Bajo de Guía de Sanlúcar de Barrameda. Durante la salida neutralizada, el pelotón ciclista rodará a lo largo de varios kilómetros por la localidad que acoge la desembocadura del Guadalquivir. Desde este punto se dará la salida oficial de la carrera en la que se completarán 100 km en bicicleta, pasando por Trebujena, Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María, Rota, Chipiona y Sanlúcar de Barrameda de nuevo.

Disponible el Gps Track en formato .GPX AQUI (haga click con el botón derecho y seleccione la opción de 'Guardar enlace como...')

Disponible el Gps Track en formato .KML AQUI (haga click con el botón derecho y seleccione la opción de 'Guardar enlace como...')

 

Perfil de ciclismo

NATACIÓN: 1KM (Ind.) 2,8KM (Eq.)

Una vez terminado el tramo de bicicleta, los participantes deberán nadar 1 kilómetro - 2,8 km. para los equipos de relevos – y atravesar el río Guadalquivir hasta la Punta de Malandar, en el Parque Nacional de Doñana, uniendo así la prueba deportiva a las provincias de Cádiz y Huelva, uno de los principales motivos del origen del Desafío Doñana.

La desembocadura del Guadalquivir presenta una curiosa mezcla de mareas de agua dulce y salada, que lo hacen muy característico y espectacular para la práctica deportiva.

A pesar de que la poca distancia hace parecer este segmento como el más asequible de la prueba, puede resultar el más complicado dependiendo de las mareas. No obstante,  si bien en algunas ediciones, el paso de natación se ha realizado como en una piscina, en otros casos, las corrientes del Guadalquivir han jugado malas pasadas. Esto se acentúa aún más para los nadadores de los equipos de relevos que tienen que hacer el recorrido de ida, vuelta e ida.

La temperatura media del agua en verano se sitúa entre los 19,5 y 22 grados. Según la reglamentación de la prueba, el traje de neopreno es opcional, si bien los equipos suelen  utilizarlo para ganar flotabilidad. 

CARRERA A PIE: 30 KM.

Sin duda la verdadera singularidad de la prueba es la carrera a pie que discurre íntegramente por la playa virgen del Parque Nacional Doñana, la mayor reserva ecológica de Europa y Patrimonio de la Humanidad desde 1994, y de donde deriva el nombre de la prueba.

Supone sin lugar a dudas la parte más dura de la prueba. Los triatletas se enfrentan a una línea recta de playa de 15 kilómetros, sin ningún tipo de edificación o elemento urbano, sólo dunas de arena y vegetación por un lado, y la inmensidad del océano por otro. Es por tanto fundamental la resistencia mental además de la física, teniendo en cuenta que hay que hacer el mismo recorrido de vuelta para completar los 30 kilómetros de este segmento. 

La meta está localizada en la misma playa de Punta de Malandar, donde se ofrece a los deportistas  un primer avituallamiento de recuperación y de allí se desplazan de nuevo a Sanlúcar de Barrameda donde está ubicada la zona de descanso con comida, bebida, duchas y vestuarios y servicio de masajes.

Patrocina